Archivo de la categoría: judiciales

RECHAZAN el amparo del Presidente Prato de Martilleros, sobre un planteo de inconstitucionalidad de la Ley 9445

La promocionada “GRAN EXPECTATIVA” sobre el amparo de Prato, en SEP 18, quedó extinta con lo expresado por la Fiscal, que recomienda RECHAZAR, sobre la jurisprudencia de los fallos del TSJ y la Corte Suprema de Justicia, argumentando que cualquier pedido es inválido, porque ya fue resuelto en muchas instancias judiciales, con SENTENCIAS FIRMES.

PRATO solicitó:

  • …que el CPCPI se abstenga de impedir obstaculizar, sancionar y/o perturbar el libre y regular ejercicio profesional como Martilleros y Corredores Públicos, debiendo declarar inconstitucional la Ley 9445.
  • …que el CPCPI está denunciando penalmente a Martilleros y Corredores Públicos amparados bajo el régimen de la Ley 7191.
  • …plantea la inconstitucionalidad de la Ley 9445, al entender que la Ley Nacional 20.266, modificada por la 25.028 considera al “Martillero y Corredor Público” como una única Profesión y de ahí que la Ley 9445 deviene inconstitucional al intentar crear una sola “profesión” la de corredor Inmobiliario, lo que es facultad exclusiva y excluyente de la Nación en virtud de los artículos 126 y 75 incs.18 y 19 de la C.N. Además la Ley Nacional de Educación Superior nro.24.521, por efectuar una distinción que la Ley 20.266, modificada por la Ley 25.028, no realiza
  • … se considere que Martillero Público y Corredor Público son dos profesiones distintas, debiera resultar indudable que el Corredor Inmobiliario no es una profesión distinta e independiente de su género, que es la de Corredor Público.
  • Manifiesta también que la Ley 9445 viola el principio de jerarquía de las leyes, al vulnerar el art.31 de la Constitución Provincial, el derecho de propiedad (art.17 CN) y de ejercer toda industria lícita (Art.14 CN).
  • Señala como inconstitucional la ley 9445, porque viola la Ley 20.266, modificada por la Ley 25.028, que considera al Martillero y Corredor Público como única profesión, lo que implica crear una profesión, facultad que es exclusiva y excluyente de la Nación en virtud de lo dispuesto por los arts. 126 y 75 inc. 18 y 19 de la C.Nac. y la Ley de Educación Superior Nº 24.521.
  • Señala que viola el principio de jerarquía normativa (art. 31 C.Nac.), porque crea una profesión, tal como la de corretaje inmobiliario, y ello contradice la Ley 25.028, que solo establece las facultades e incumbencias para los corredores, pero no hace la distinción que formula esta ley. Expresa que ésta Ley también vulnera el art. 37 de la Constitución Provincial, por cuanto si bien delega el gobierno de las profesiones y el control de su ejercicio a las entidades que se organicen con el concurso de todos los profesionales de la actividad, en este caso, se estarían excluyendo a profesionales que ejercen la actividad del corretaje con semovientes y muebles, de los inmobiliarios.
  • Además vulnera el derecho de propiedad (art. 17 CN y 14 CN), porque implica que la obligación de ser todos los corredores públicos ya colegiados bajo la Ley 7191, deberían abonar los aportes al Colegio Ley 9445, lo que duplica los costos de colegiación.
  • A su vez, en forma subsidiaria, plantea la vigencia de la Ley 7191, ordenándose que en el sublite, la demandada se abstenga de continuar difamando y obstaculizando el libre ejercicio profesional del amparista como Corredor Público, matriculado en los términos de la Ley 7191. Insiste, en el entendimiento que la Ley 9445, no deroga el gobierno de la matrícula de corredor público (art.1º y 89 inc. a) de la Ley 7191, a través del Colegio Profesional de Martilleros y Corredores Públicos creado por la Ley 7191.

A LO CUAL la Fiscal Civil Comercial y Laboral de Tercera Nominación, María Lourdes Ferreyra de Reyna; EXPRESÓ:

  • Corrido traslado del planteo a la parte demandada, ésta lo evacua a fs.157/175, solicitando su rechazo. Expresa que, debe rechazarse el planteo de inconstitucionalidad en atención a que el TSJ, ya resolvió sobre su constitucionalidad en los autos caratulados: “Colegio de Martilleros y Corredores Públicos de la Provincia de Córdoba C/ Provincia de Córdoba – AMPARO” (Expte. Nº 338680), en la que remarca la especificidad de la profesión inmobiliaria y la necesaria jerarquización de la profesión, dándole un marco legal propio.
  • La especificidad que caracteriza al corretaje inmobiliario o intermediación en la negociación inmobiliaria, como actividad profesional, permiten sostener que no aparece conculcada la razonabilidad de su regulación diferenciada, incluida la creación del Colegio de Profesionales de Corredores Públicos Inmobiliarios. Argumenta que con este amparo, se quiere reinstalar dos tópicos que ya han sido resueltos por la jurisprudencia cordobesa en reiteradas oportunidades, tales como: la Inconstitucionalidad de la Ley 9445 y la vigencia de la Ley 7191, en materia de Corretaje Público Inmobiliario. Manifiesta, con relación a la pretendida vigencia de la Ley 7191, que esta ley solo regula el Corretaje Publico Inmobiliario, por lo que, esta seguiría vigente, quedando excluido de dicha ley todo aquello que tiene por objeto la intermediación de los inmuebles en la Provincia de Córdoba.
  • Sostiene que es falso que con el art. 58 de la Ley 9445, se deroguen los arts. 18 y 19 de la Ley 7191, porque cuando dicha ley quiso derogar todas las disposiciones que se opongan a la mencionada ley, así lo expresó, de allí que no se puede considerar que invalide toda la ley. Así ya lo ha resuelto la jurisprudencia que cita. Además expresa que resulta absurdo sostener que estarían sujetos a una doble colegiación.
  • Asimismo, solicita el rechazo del planteo de inconstitucionalidad porque no se puede sostener que los controles de un Colegio Profesional atenten contra el derecho a trabajar, además sostiene que es falso sostener que se vulnera el derecho adquirido de un matriculado bajo la Ley 7191, más aún cuando la ley 9445, los protege al prever en el art. 55, que tenían 180 días para readecuar su ejercicio profesional, además no vulnera el derecho a la igualdad porque el legislador entendió que el corretaje inmobiliario debía tener una regulación propia, porque el desarrollo de la actividad y seguridad jurídica hacían necesario una regulación más profunda y una especialización en la tarea.

RECHAZAR EL PLANTEO DE INCONSTITUCIONALIDAD

  • Pues bien, sobre la normativa ahora cuestionada, la Corte Suprema de Justicia de la Nación, a mediados de 2015, confirmó su plena vigencia, ratificando la decisión del Tribunal Superior de Justicia de la provincia, confirmando que la Ley 9445, es la encargada de regular y administrar todo lo relacionado a la actividad inmobiliaria en la Provincia de Córdoba.
  • Poniendo fin al requerimiento del Colegio de Martilleros y Corredores Públicos de la Provincia de Córdoba, en cuanto a la declaración de inconstitucionalidad de la Ley 9445, NUESTRO MÁXIMO TRIBUNAL EXPRESÓ QUE:

1) “La Provincia puede conferir el gobierno de las profesiones y el control de su ejercicio a los colegios profesionales para el gobierno de las profesiones y el control de su ejercicio, tal como lo concreta la Ley N° 9445.

2) Al Estado le preocupan los intereses que se relacionan con la representación externa y disciplina interior de la profesión, representadas a través de la matriculación profesional y actuación de la potestad disciplinaria cuando corresponda, funciones otorgadas al Colegio Profesional.

3) La Ley 9445, establece en su artículo 27 que dicho ente tendrá los siguientes fines y atribuciones: … b) Otorgar la habilitación profesional y la credencial correspondiente;

4) … tanto el propio texto de la ley como sus fundamentos centran la creación de un nuevo Colegio en la fuerte convicción de la diferencia existente entre las profesiones de Martilleros y Corredores, reafirmando lo establecido por la Ley 7191, que regulaba de un modo conjunto y en disposiciones comunes ambas actividades en cuanto a inhabilidades, matriculación, obligaciones, derechos y prohibiciones, funciones propias y disposiciones comunes aunque salvando su singularidad en el art. 10 cuando se ocupaba de distinguir las actividades propias del martillero y las del corredor, conceptuando al corretaje como una profesión independiente así como la singularidad de la actividad del inmobiliario.

5) … la actividad que realiza el corredor requiere de un control especial e intenso por parte del Estado Provincial, delegado en el Colegio Profesional.

6) la normativa establecida en la Ley 9445, responde plenamente a los principios axiales de todo sistema jurídico de razonabilidad, proporcionalidad o congruencia, toda vez que se erige como un patrón de valoración decisivo de la constitucionalidad de todo acto de reglamentación o restricción de derechos dictados en nuestro Estado de Derecho por imperio del art. 28 de la Constitución Nacional.

7) Lo expresado conduce a afirmar que no cabe cuestionar la razonabilidad de la Ley N° 9445 en cuanto crea el Colegio de Corredores Inmobiliarios de la Provincia de Córdoba, como medio idóneo y proporcionado para delegarle el gobierno y control de la matrícula de la actividad de corretaje inmobiliario” (TSJ Sala Electoral y Compet. Orig. Auto nro.31 del 08-08-2013, el que quedó firme por rechazo de Rec. Extraordinario ante la CSJN de fecha 09-06-2015 -1761/2014/RHI).

  • Así entonces, conforme la doctrina del Alto Tribunal Provincial, la creación de un Colegio de Corredores Inmobiliarios mediante la Ley 9445, no resulta violatorio de derecho constitucional alguno, pues los Colegios Profesionales son una creación legal, que la Provincia en calidad de titular de las potestades públicas, puede instrumentar, como así también que el mentado Colegio se presenta como medio idóneo para asumir por delegación legal el gobierno y control de la matrícula de esta actividad profesional, lo que, sumado a la diferenciación que hace la misma de la profesión de Martilleros y Corredores con singularización de la actividad del Corredor Inmobiliario, conduce a afirmar que no cabe cuestionar la razonabilidad de la Ley 9445.
  • En el planteo de autos, no se alcanza a vislumbrar de qué manera se violentarían las normas constitucionales invocadas, ya que no se logra acreditar que la Ley en cuestión haya creado una nueva carrera, la de “corredor inmobiliario” pues surge nítido de la lectura de la misma, que ésta ley crea el Colegio de Corredores Inmobiliarios y reglamenta el ejercicio de la profesión de corredor inmobiliario, estableciendo requisitos para ello, como tampoco se logra demostrar que no existe a nivel universitario el dictado de la carrera de “corredor inmobiliario” ya que el corretaje inmobiliario se presenta como una rama especial del corretaje en general, previsto en la Carrera de “Martillero y Corredor Público.

Estamos convencidos que quienes han estudiado y obtenido un Título Profesional Universitario, tienen el derecho de trabajar y ejercer con tranquilidad la profesión que eligieron y formar parte de la Comunidad Profesional Inmobiliaria de Córdoba, para lo cual es necesario tener una Matrícula CPI y cumplir con todas las disposiciones de la Ley 9445, que es la única habilitada para regular la actividad en la Provincia de Córdoba.

Durante mucho tiempo la desinformación y el engaño han actuado en defensa de intereses egoístas y personales, sin pensar en la realidad de cada trabajador que diariamente tiene que ejercer y NO TIENE UNA MATRÍCULA debidamente encuadrada que lo proteja, tal como le ha sucedido ya a varios Colegas y otros tantos que tienen graves problemas con la Justicia.

TODA LA HISTORIA JUDICIAL que sostiene y avala cada uno de los argumentos que siempre expresamos desde el CPI, están publicados y son de libre acceso, para que cualquier persona pueda asesorarse y entender LA ÚNICA VERDAD VIGENTE E INCONTRASTABLE.

 

descargar RECHAZO PRATO

La Justicia Federal también rechazó el planteo del Colegio de Martilleros, sobre la vigencia del CPCPI

En un nuevo intento para eludir la Ley 9445, Martilleros había recurrido al Fuero Federal, quien desestimó el recurso, al igual que lo hizo el TSJ de Córdoba y la CSJN, oportuna y categóricamente.

El Colegio de Martilleros y sus Directivos pidieron a la Justicia Federal que hiciera cesar el “estado de incertidumbre e inseguridad jurídica” supuestamente provocado por el Poder Ejecutivo de la Nación, a través de la Resolución 1254/2018 del Ministerio de Educación y la Fiscalización del Colegio Profesional de Inmobiliarios – CPI.

Martilleros venían sosteniendo: “Un título, un Colegio, una matrícula, un profesional” y que la Ley 9445 implica una doble matriculación, entre otras variadas e inverosímiles articulaciones, para lo cual el Juez Federal Nro. 2, Alejandro Sánchez Freytes, en su Resolución del 24 mayo de 2019, ordenó archivar y ratificó, “una vez más”, que el ejercicio profesional de la actividad inmobiliaria, debe regirse por las normas de la Ley 9445, y que el título universitario otorgado por las Universidades, es adecuado y correcto, como lo ha sido hasta hoy.

El Juez, después de efectuar un análisis riguroso y pormenorizado, expresó: “…se advierte que ninguna referencia, ni puntual ni genérica, efectúa respecto a “los colegios profesionales, partes en esta causa” y menos aún, en relación a la sustancia y dinámica del conflicto en que se encuentran situados, lo que descarta su concreta aplicación al caso de autos y torna innecesaria la intervención del Estado Nacional…”

En este caso, la Justica Federal, como ya lo han hecho otros tantos juzgados y Cámaras, desestimó, rechazó y mandó archivar el argumento de los Martilleros: “Una Matrícula, Una Profesión, Un Colegio.”, dejando en claro, “una vez más”, que en la Provincia de Córdoba, para ejercer como Inmobiliario, se necesita una Matrícula Habilitante CPI.

ADEMÁS, CABE RECORDAR, que continúa vigente la cautelar de diciembre de 2017, en la cual se ordena al Colegio de Martilleros a informar siempre y en cada publicación la vigencia de la Ley 9445. Es decir, en la Provincia de Córdoba SÓLO los Profesionales con Matrícula CPI pueden ejercer la Actividad Inmobiliaria.

Las palabras y las comunicaciones son efímeras, los hechos y los fallos del Poder Judicial, en todos sus niveles, son INCONTRASTABLES

DESCARGAR FALLO AQUÍ

La justicia ordena investigar al Colegio de Martilleros

Es en el marco de NO cumplimiento de la Cautelar impuesta por el Fuero Civil, quien decidió girar al fuero Penal todo los antecedentes del Colegio de Martilleros, por no acatar la orden vigente.

Como recordarán, el pasado 29 de agosto de 2018, la justicia había rechazado el recurso de reposición interpuesto por el Colegio de Martilleros, RATIFICANDO, una vez más, la orden impartida en DICIEMBRE de 2017 para que reconozca la Mat. CPI, como ÚNICA VÁLIDA para ejercer como Inmobiliario, estableciendo específicamente y con total claridad en todas sus comunicaciones, que para ejercer el Corretaje Inmobiliario en la Provincia de Córdoba se debe tener matricula profesional CPI, Ley 9445.

FINALMENTE, ante el claro incumplimento de esta orden por parte del Colegio de Martilleros, la justicia ordenó realizar la Denuncia Penal. Desde el CPCPI, acompañamos la información girada por el Fuero Civil, incorporando pruebas y argumentos que le permitirá al Ministerio Público Fiscal investigar esta grave falta.

En el medio del engaño y confusión que genera reeditar discusiones antiguas que ya fueron juzgadas y resueltas en todas las instancias posible, hay Profesionales que no pueden cobrar su honorarios y ponen en riesgo su buen accionar siguiendo argumentaciones sin sentido, de una Institución que ante la falta de argumentos, principalmente jurídicos, apela a cualquier artimaña, para seguir invocando la razón, que en realidad, nunca la tuvo.

La única REALIDAD, concreta y veraz, es que el Gobierno de la Provincia de Córdoba, creó la Ley 9445 que establece las normativas para el ejercicio “legal” de la Actividad Inmobiliaria en dicha provincia, DELEGANDO sus funciones estatales en el Colegio Profesional de Corredores Públicos Inmobiliarios, quién es el encargado de otorgar la Matrícula Habilitante.

POR LO TANTO:

Quién ejerce la Actividad Inmobiliaria en la Provincia de Córdoba, debe tener una Matrícula CPI y quien no la posee, está realizando EJERCICIO ILEGAL DE LA PROFESIÓN.

Oficio Judicial

Cámara Segunda de Apelación considera ilegal la actividad de un Corredor Público matriculado en el Colegio de Martillero

Un nuevo y contundente fallo jurídico resolvió rechazar la intervención del Colegio de Martilleros por considerar que el fondo de la disputa sobre la constitucionalidad de la Ley 9445 ya fue resuelta por el TSJ, considerando a su vez que los matriculados 02 y 04 no poseen incumbencia profesional para ejercer como Inmobiliarios, por lo tanto no PUEDEN ni DEBEN Cobrar Honorarios por la participación en la intermediación de inmuebles.

La Cámara Segunda de APEL CIV. y COM se expresó de manera explícita y contundente respecto a distintos aspectos relacionados a los autos MATTONE, EMILIANO C/ CENTRO COMERCIAL COSTANERA S.A. ORDINARIO – COBRO DE PESOS, Expte.N° 5771492, causa que si recordamos, rechazó en primera y segunda instancia el cobro de honorarios del Sr. Mattone por no poseer Matrícula CPI y se reputó la actividad del Corredor Público Ley 7191 como “ilegal” por haber realizado actividad inmobiliaria.

El Colegio de Martilleros había solicitado involucrarse y participar, invocando interés de representar y defender a sus colegiados que hacen Corretaje, con la intención que puedan seguir cobrando honorarios por esa actividad. La Cámara RECHAZÓ la participación como tercero interesado del Colegio Profesional de Martilleros porque entendió que la cuestión relativa a las incumbencias profesionales de los martilleros y la vigencia de la Ley 9.445 ya fue resuelta de fondo, pues el planteo del Colegio de Martilleros por la incumbencia profesional tuvo lugar y el resultado adverso de la acción llegó incluso hasta el más Alto Cuerpo de la Provincia (TSJ), quien expuso amplios fundamentos en sustento de la decisión de rechazo a la acción de Amparo de Martilleros respecto a la Ley 9445.

El tribunal concluyó tanto en primera como en segunda instancias que el Sr. Mattone no tiene derecho a cobrar honorarios por realizar la actividad de inmobiliaria ya que no tiene Matricula CPI, habilitada por la ley 9445, considerado el fondo de la cuestión, es decir, el aspecto sustancial del mismo y concluido en la ausencia de derecho a la percepción de honorarios por actividad inmobiliaria por un matriculado del colegio de martilleros.

En otra sentencia contundente, los juristas concluyeron que: “si se le denegó el mismo -honorario profesional- no es sino porque el actor no cuenta con matrícula profesional habilitante al fin y, conforme prescribe la ley 9.445, tal es la que otorga el colegio profesional de corredores inmobiliarios, de manera que no es la sentencia recaída en esta causa la que “lesiona” el interés del conjunto de martilleros: la sentencia no es sino el resultado de las prescripciones legales vigentes. no es la génesis de la lesión a intereses de los martilleros que pretendan ejercer el corretaje inmobiliario es la consecuencia de la legislación vigente”.

Una vez más la Justicia, con argumentos sólidos, claros y precisos afirma de manera inobjetable que en la Provincia de Córdoba, quien quiera ejercer la actividad de Corretaje Inmobiliario, debe adecuarse a la reglamentación de la Ley 9445.

Esto significa que los Profesional que han obtenido su Título Universitario y quieren ejercer la actividad inmobiliaria tiene el derecho a hacerlo de manera Legal, sin el riesgo latente de no poder cobrar sus honorarios por tener la falsa seguridad de poseer una matrícula que claramente los ubica en un plano de ilegalidad manifiesta y reconocida por la Justicia Cordobesa.

Fallo Camara Segunda de Apelaciones, MATTONE

La Justicia RECHAZÓ planteo del Colegio de Martilleros y RATIFICÓ la orden de reconocer la Mat. CPI, como ÚNICA VÁLIDA para ejercer como Inmobiliario

Por segunda vez, ratificó la medida judicial que obliga a informar y comunicar que para ejercer el Corretaje Inmobiliario se debe tener matricula profesional CPI, Ley 9445.

La Justicia de la Provincia, a través del Juzgado de 1era. Instancia de Germán Almeida, en la RES. 537, del 29 de agosto de 2018, RECHAZÓ el recurso de reposición interpuesto por el Colegio de Martilleros y volvió ratificar la orden impartida en diciembre de 2017 para que reconozca la Mat. CPI, como ÚNICA VÁLIDA para ejercer como Inmobiliario, estableciendo específicamente y con total claridad en todas sus comunicaciones, que para ejercer el Corretaje Inmobiliario en la Provincia de Córdoba, se debe tener matricula profesional CPI, Ley 9445.

SE RATIFICA la Orden Judicial: …“ordénese al Colegio de Martilleros de la Provincia de Córdoba que en todas declaraciones, informaciones, publicaciones y demás formas de comunicación por el medio que fuere, sin perjuicio de lo que pudiere manifestar en ellas, deberá aclarar que en la Provincia de Córdoba el corretaje inmobiliario se encuentra regido por las disposiciones de la ley 9445, cuya constitucionalidad ha sido reconocida por el Tribunal Superior de Justicia, en función de las cuales todos aquellos que quieran ejercer la profesión de Corredor Público Inmobiliario en la Provincia de Córdoba deben inscribirse en la Matrícula del Colegio Profesional de Corredores Públicos Inmobiliarios que crea la ley mentada; a cuyo fin: líbrese oficio.”

Una y otra vez, en más de una veintena de fallos, La Justicia de Córdoba, ha indicado con infinidades de argumentos sólidos e irrefutables que que la ÚNICA MATRÍCULA válida para ejercer el Corretaje Inmobiliario en la Provincia de Córdoba, es la que otorga el Colegio Profesional de Corredores Públicos Inmobiliarios, creado por la Ley 9445, norma que regula y administra la actividad, reconocida por el Tribunal Superior de Justicia de Córdoba y la Corte Suprema de la Nación.

La Justicia ORDENA al Colegio de Martilleros a reconocer la Mat. CPI, como ÚNICA VÁLIDA para ejercer como Inmobiliarios

El Tribunal ordenó al Colegio de Martilleros a informar y comunicar que para ejercer el Corretaje Inmobiliario se debe tener matricula profesional CPI, Ley 9445

La Justicia de Córdoba, como ya la ha hecho en reiteradas oportunidades, reconoce que la UNICA MATRICULA válida para ejercer el Corretaje Inmobiliario de la Provincia Córdoba, es la que otorga el Colegio Profesional de Corredores Públicos Inmobiliarios, creado por la Ley 9445, norma que regula la actividad, reconocida por por el Tribunal Superior de Justicia de Córdoba y la Corte Suprema de la Nación.

La RESOLUCIÓN dictada por por el Juez de 1era. Instancia Guillermo César Laferriere, ORDENA:

…“ ordénese al Colegio de Martilleros de la Provincia de Córdoba que en todas declaraciones, informaciones, publicaciones y demás formas de comunicación por el medio que fuere, sin perjuicio de lo que pudiere manifestar en ellas, deberá aclarar que en la Provincia de Córdoba el corretaje inmobiliario se encuentra regido por las disposiciones de la ley 9445, cuya constitucionalidad ha sido reconocida por el Tribunal Superior de Justicia, en función de las cuales todos aquellos que quieran ejercer la profesión de Corredor Público Inmobiliario en la Provincia de Córdoba deben inscribirse en la Matrícula del Colegio Profesional de Corredores Públicos Inmobiliarios que crea la ley mentada; a cuyo fin: líbrese oficio.”

El FUNDAMENTO de la misma se encuentra en el hecho que el Colegio de Martilleros, al informar indebidamente sobre la posibilidad de que sus matriculados ejerzan como Corredores Inmobiliarios, genera una inexacta información, contraria a los resuelto por el TSJ y los distintos fallos de la Justicia de Córdoba, que ratifican plenamente la ley 9445.

Una vez más la Justicia, con argumentos sólidos, claros y precisos afirma de manera inobjetable que en la Provincia de Córdoba, quien quiera ejercer la actividad de Corretaje Inmobiliario, debe adecuarse a la reglamentación de la Ley 9445, obteniendo su Matrícula Habilitante que le permite trabajar de manera legal, dejando claro que cualquier otra forma de ejercicio, es considerada ILEGAL.

El 2018 comenzó con un nuevo fallo de la Justicia a favor del Colegio Profesional de Inmobiliarios

Nuevamente, al igual que en el caso de Urcegui, la Justicia rechaza el amparo y establece la clara diferencia entre las profesiones de Martilleros, Corredores Públicos y Corredores Inmobiliarios, determinando que la Ley 9445, es la norma que rige y administra la actividad Inmobiliaria en todo el territorio Cordobés.

OTRA VEZ, una nueva sentencia, del JUZG 1A INST CIV COM 43A NOM-SEC, a cargo de la Dr. Mariana Andrea Liksenberg, determinó rechazar el amparo solicitado por el Martillero Mat. 7191 Jerónimo Oscar Isola, que reclamaba que el Colegio de Corredores Público Inmobiliarios no tenía facultades para fiscalizar y controlar el ejercicio profesional del corretaje inmobiliario.

La Sentencia Nro. 39 del 5 marzo de 2018, no sólo rechazó el pedido de Isola, al igual que el del ex Presidente Urcegui, sino que además determinó con absoluta claridad y certeza varios aspectos fundamentales que sepultan los pocos fundamentos y dudas que aún sostenían algunos Seudo Profesionales para seguir trabajando como Corredores Inmobiliarios de manera Ilegal.

Además, la Jueza aceptó la intervención del Colegio de Martilleros y Corredores Públicos, por lo que este fallo también obliga a acatar lo dictaminado, ya no de manera individual, sino Institucional, para todos los profesionales que están a su cargo.

La sentencia completa se puede descargar en www.cpcpi.org.ar/blog, como los innumerables fallos y sentencias que avalan desde hace 10 años el ejercicio legal de la actividad de Inmobiliarios, dentro de la normativa de la Ley 9445.

Una vez más la Justicia, con argumentos sólidos, claros y precisos  afirma de manera inobjetable que en la Provincia de Córdoba, quien quiera ejercer la actividad de Corretaje Inmobiliario, debe adecuarse a la reglamentación de la Ley 9445, obteniendo su Matrícula Habilitante que le permite trabajar de manera legal, cualquier otra forma de ejercicio es considerada ILEGAL.

LA LEY 9445, ES LA QUE REGULA LA ACTIVIDAD INMOBILIARIA EN CÓRDOBA

…..Ello puesto que, como explica la doctrina, si bien nuestra ley no ha llegado al establecimiento de corredores oficiales, se ha preocupado por la suerte de la institución ya que no obstante permite que cualquier persona con título se inscriba, para evitar abusos y brindar a la sociedad un servicio útil y honesto, se ha establecido la obligación de la matrícula, previo el cumplimiento de normas defensivas de la competencia y moralidad de la profesión. Bajo estos postulados es dable ponderar las previsiones de la Ley N° 9445 que crea un Colegio Profesional de Corredores Inmobiliarios respecto de la cual cabe colegir que ha sido dictada dentro las competencias inherentes al Estado Provincial y recepta la necesidad de contar con un ente deontológico que aglutine a los profesionales de dicha rama a los fines de ejercer el control y la organización que el ejercicio de las actividades de corretaje inmobiliario requiera.”

CLARA DIFERENCIAS ENTRE MARTILLEROS, CORREDORES PÚBLICOS Y CORREDORES INMOBILIARIOS

….En cuanto a la diferencia que el precedente postula en orden a las profesiones de martillero y corredor público, se destacan los siguientes argumentos: ….el martillero actúa por mandato o como auxiliar de la justicia, propone las cosas destinadas a la venta haciéndolo a viva voz y en forma pública aceptando sin excepción la mayor oferta; el corredor actúa con más libertad, en forma privada y directamente con el posible comprador. El martillero es la persona que interviene en las subastas o remates, es decir, en las ventas públicas donde la oferta es realizada en forma general y cerrada con aquel que ofrece el mejor precio.

…”el martillero ejerce sus funciones en forma pública mientras que las del corredor son fundamentalmente secretas. A la luz de tales consideraciones, cabe colegir, como ha sido motivo de reflexión en la doctrina, que las actividades de uno y otro son bien distintas. Tal distinción se ve reflejada en la legislación. En efecto, ya desde la sanción del Código de Comercio en su versión original se dispensó un trato legislativo diferenciado a martilleros y corredores. En aquella oportunidad el parlamentario los incluyó entre los auxiliares del comercio, incorporándolos a la enumeración en apartados distintos (art. 87 ib.) y, a su turno, a lo largo del articulado, les brindó un tratamiento particular a cada uno de ellos. Este esquema se proyecta hoy en la Ley nacional N° 20.266 -actualizada mediante Ley nacional N° 25.028-.”

…”es menester precisar que más allá del examen que el precedente ofrece en orden a la distinción entre las dos profesiones de que se trata, también hace hincapié en remarcar la trascendencia social que ostenta hoy el ejercicio del corretaje inmobiliario. En este andamiaje, comparto lo allí precisado, destacando que en la actualidad el corredor inmobiliario se desempeña en un mercado de amplias dimensiones, de suerte tal que el impacto social que su ejercicio provoca, torna necesaria una regulación específica. En rigor, como se señaló en el fallo traído a estudio, aquél requiere de conocimientos técnicos y específicos que hacen a la operatoria de que se trata. En consecuencia, las exigencias que prevé la Ley 9445, no aparecen como desmedidas ni irrazonables, resultando-por el contrario- ajustadas a los requerimientos vigentes precisados supra.

En efecto, entiendo que resulta razonable la regulación independiente para los corredores inmobiliarios atento la especificidad de la profesión. Esta concepción ha sido acogida en algunas jurisdicciones como la de Ciudad Autónoma de Buenos Aires la que dictó en mayo de dos mil siete la Ley N° 2340 del Colegio Único de Corredores Inmobiliarios, la Provincia de Mendoza, la que dictó la ley 7372 modificada por las leyes 7622 y 8137, entre otras provincias.

Finalmente, considero pertinente destacar que, como consecuencia de la adecuación con la Carta Magna de la Ley 9445 (sancionada con fecha 28/11/2007, promulgada el 14 de diciembre y publicada el 19 del mismo mes y año) la cual está plenamente vigente, quedaron expresamente derogadas las disposiciones de la Ley 7191 (artículo 58 de aquélla). De ello se deriva, que a partir de la sanción de esta normativa, todos aquellos que quieran ejercer la profesión de Corredor Público Inmobiliario en la Provincia de Córdoba deben, además de ser mayores de veintiún (21) años o estar emancipados y poseer título universitario habilitante; inscribirse en la Matrícula del Colegio Profesional de Corredores Públicos Inmobiliarios que crea la ley y no estar comprendido en ninguna de las inhabilidades e incompatibilidades previstas en los artículos 3º y 4º de la presente Ley (art. 2 y 5).”

LA LEY 9445, DEROGÓ A LA LEY 7191, RESPECTO A LA ACTIVIDAD DE CORRETAJE INMOBILIARIO

…”A dicha sistemática adhiere la Ley provincial N° 9445 cuando regula separadamente al corredor público inmobiliario, previendo la creación de un colegio especial a tal efecto, respetando las diferencias ontológicas apuntadas por la doctrina y receptadas por la legislación nacional desde sus inicios. En efecto, la anterior, Ley N° 7191 regulaba de un modo conjunto y en disposiciones comunes ambas actividades en lo referido a inhabilidades, matriculación, obligaciones, derechos y prohibiciones, funciones propias y disposiciones comunes aunque salvando su singularidad en el art. 10 cuando se ocupaba de distinguir las actividades propias del martillero y las del corredor. Sin embargo, repárese que aún así en el art. 2 aclaraba expresamente que la matrícula de martillero no suplía la de corredor público, dando como claras las diferencias de las actividades desarrolladas.”

…”la doctrina jurídica viene hace tiempo abordando el estudio de la cuestión del corretaje inmobiliario de un modo particular. A la vez, desde tal concepción, se viene insistiendo en que el corredor inmobiliario debe estar dotado de una legislación y de una colegiación especial. …Se refiere al respecto «…no puede pasar ignorado que el corredor dedicado a la especialidad comentada, debe estar dotado de una preparación muy superior a la del que se dedica a artículos de comercio. La tarea del corredor inmobiliario, en función de venta, no se suple solamente dando lugar a la objetiva misión de reunir al vendedor y comprador de un inmueble, sea en carácter de tal o de mandatario. La misión técnica de esta función comprende tareas preliminares que para llevarlas a cabo requiere algunos conocimientos elementales de derecho; debe realizar un estudio previo del título traslativo de dominio; tomar conocimiento legal de la individualización de las partes, capacidad de los mismos para contratar, etcétera. Asimismo y por citar parte de ello, es necesario conocer los fundamentos de los contratos en general y con especialidad sobre la compraventa, la permuta, nociones sobre tasación técnica, etcétera». Precisamente, a tales requerimientos obedeció la sanción de la Ley N° 9445.”

QUIEN EJERCE COMO INMOBILIARIO Y NO ESTÁ DENTRO DE LA LEY 9445, ES ILEGAL

….”Con este marco conceptual, preciso es advertir que los extremos analizados en la causa, estos son, la diferenciación marcada entre martilleros y corredores, la consecuente conceptualización del corretaje como una profesión independiente así como la singularidad de la actividad del inmobiliario, conducen a afirmar que no cabe cuestionar la razonabilidad de la Ley N° 9445 en cuanto crea el Colegio de Corredores Inmobiliarios de la Provincia de Córdoba puesto que se presenta como un medio idóneo y proporcionado para delegar en un ente especialmente conformado a tal fin, el gobierno y control de la matrícula de la actividad de corretaje inmobiliario.    No incumbe a los jueces sustituir las razones de mérito, oportunidad y conveniencia que el legislador ponderó al momento de emitir la nueva normativa, pues ello pertenece a la zona de reserva del legislador. Solo es dable el control de razonabilidad de la opción elegida por el legislador en el marco de la juridicidad constitucional. 3. Las razones apuntadas precedentemente avalan la ineludible conclusión de la no concurrencia en el sublite de una hipótesis de inconstitucionalidad manifiesta que autorice la admisibilidad del amparo.”

SE AGOTÓ EL TEMA, FINAL DEL CAMINO

…”En este estadio del desarrollo, corresponde afirmar que el fallo dictado por el TSJ al que hemos aludido, ha agotado el thema, sin que corresponda desconocer el alto valor jurídico y moral de lo resuelto, por la simple alegación –sin más- en contrario. Cabe agregar, que este mismo criterio fue asumido posteriormente por la jurisprudencia de cámara local. En este sentido se expidieron la Cámara Civil y Comercial de 2º Nominación en autos “MATTONE, EMILIANO c/ CENTRO COMERCIAL COSTANERA S.A. – ORDINARIO – COBRO DE PESOS – RECURSO DE APELACIÓN” (EXPTE. Nº 2482218/36)” (Sent. Nº 147 de fecha 10/11/2016) y Cámara Civil y Comercial de 5ª Nominación en autos “BELLOMO SERGIO EDGARDO Y OTROS c/ COLEGIO PROFESIONAL DE MARTILLEROS Y CORREDORES PUBLICOS DE LA PROVINCIA DE CÓRDOBA (LEY 7191) – AMPARO Expte. N° 1729379/36” (Sent. Nº 142 de fecha 20/12/2013).”


ES UN FALLO EN CONTRA DEL COLEGIO DE MARTILLEROS Y DEL PRESIDENTE URCEGUI.

…”V. INTERVENCIÓN DE TERCERO: Que el Colegio Profesional de Martilleros y Corredores Públicos de la Provincia de Córdoba (ley 7191) solicitó su intervención en calidad de tercero alegando que la sentencia podría afectar un interés propio (art. 432 inciso 1º del CPCC), petición que fue admitida, razón por la cual resulta aplicable lo normado por el art. 435 del código de rito y, en consecuencia, la sentencia dictada obliga al tercero como a los litigantes principales y será ejecutable en su contra.”

DESCARGAR Sentencia isola

La Justicia ORDENA al Colegio de Martilleros a reconocer la Mat. CPI, como ÚNICA VÁLIDA para ejercer como Inmobiliarios

justicia

En un NUEVO FALLO, del 18 de diciembre, el Tribunal ordenó al Colegio de Martilleros a informar y comunicar que para ejercer el Corretaje Inmobiliario se debe tener matricula profesional CPI, Ley 9445

La Justicia de Córdoba, como ya la ha hecho en reiteradas oportunidades, reconoce que la UNICA MATRICULA válida para ejercer el Corretaje Inmobiliario de la Provincia Córdoba, es la que otorga el Colegio Profesional de Corredores Públicos Inmobiliarios, creado por la Ley 9445, norma que regula la actividad, reconocida por por el Tribunal Superior de Justicia de Córdoba y la Corte Suprema de la Nación.

La RESOLUCIÓN del 18 de diciembre de 2017, dictada por por el Juez de 1era. Instancia Guillermo César Laferriere, ORDENA:

…“ ordénese al Colegio de Martilleros de la Provincia de Córdoba que en todas declaraciones, informaciones, publicaciones y demás formas de comunicación por el medio que fuere, sin perjuicio de lo que pudiere manifestar en ellas, deberá aclarar que en la Provincia de Córdoba el corretaje inmobiliario se encuentra regido por las disposiciones de la ley 9445, cuya constitucionalidad ha sido reconocida por el Tribunal Superior de Justicia, en función de las cuales todos aquellos que quieran ejercer la profesión de Corredor Público Inmobiliario en la Provincia de Córdoba deben inscribirse en la Matrícula del Colegio Profesional de Corredores Públicos Inmobiliarios que crea la ley mentada; a cuyo fin: líbrese oficio.”

El FUNDAMENTO de la misma se encuentra en el hecho que el Colegio de Martilleros, al informar indebidamente sobre la posibilidad de que sus matriculados ejerzan como Corredores Inmobiliarios, genera una inexacta información, contraria a los resuelto por el TSJ y los distintos fallos de la Justicia de Córdoba, que ratifican plenamente la ley 9445.

Una vez más la Justicia, con argumentos sólidos, claros y precisos afirma de manera inobjetable que en la Provincia de Córdoba, quien quiera ejercer la actividad de Corretaje Inmobiliario, debe adecuarse a la reglamentación de la Ley 9445, obteniendo su Matrícula Habilitante que le permite trabajar de manera legal, dejando claro que cualquier otra forma de ejercicio, es considerada ILEGAL.

ADMISION DE LA ACCION PREVENTINA – MEDIDA CAUTELAR

La Justicia falló en contra del Colegio de Martilleros y Corredores Públicos y su Presidente Urcegui

El fallo no sólo rechaza el amparo, sino que establece la clara diferencia entre las profesiones de Martilleros, Corredores Públicos y Corredores Inmobiliarios, determinando que la Ley 9445, es la norma que rige y administra la actividad Inmobiliaria en todo el territorio Cordobés.

Una nueva sentencia, en este caso del JUZG 1A INST CIV COM 43A NOM-SEC, a cargo de la Dr. Mariana Andrea Liksenberg, determinó rechazar el amparo solicitado por el Presidente del Colegio de Martilleros, Gustavo Urcegui, que reclamaba que el Colegio de Corredores Público Inmobiliarios, Ley 9445 no tenía facultades para fiscalizar y controlar el ejercicio profesional del corretaje inmobiliario.

La Sentencia Nro. 289 del 15 noviembre de 2017, no sólo rechazó el pedido del Presidente Urcegui, sino que además determinó con absoluta claridad y certeza varios aspectos fundamentales que sepultan los pocos fundamentos y dudas que aún sostenían algunos Seudo Profesionales para seguir trabajando como Corredores Inmobiliarios de manera Ilegal.

Además, la Jueza aceptó la intervención del Colegio de Martilleros y Corredores Públicos, por lo que este fallo también obliga a acatar lo dictaminado, ya no de manera individual, sino Institucional, para todos los profesionales que están a su cargo.

LA LEY 9445, ES LA QUE REGULA LA ACTIVIDAD INMOBILIARIA EN CÓRDOBA

…..Ello puesto que, como explica la doctrina, si bien nuestra ley no ha llegado al establecimiento de corredores oficiales, se ha preocupado por la suerte de la institución ya que no obstante permite que cualquier persona con título se inscriba, para evitar abusos y brindar a la sociedad un servicio útil y honesto, se ha establecido la obligación de la matrícula, previo el cumplimiento de normas defensivas de la competencia y moralidad de la profesión. Bajo estos postulados es dable ponderar las previsiones de la Ley N° 9445 que crea un Colegio Profesional de Corredores Inmobiliarios respecto de la cual cabe colegir que ha sido dictada dentro las competencias inherentes al Estado Provincial y recepta la necesidad de contar con un ente deontológico que aglutine a los profesionales de dicha rama a los fines de ejercer el control y la organización que el ejercicio de las actividades de corretaje inmobiliario requiera.”

CLARA DIFERENCIAS ENTRE MARTILLEROS, CORREDORES PÚBLICOS Y CORREDORES INMOBILIARIOS

….En cuanto a la diferencia que el precedente postula en orden a las profesiones de martillero y corredor público, se destacan los siguientes argumentos: ….el martillero actúa por mandato o como auxiliar de la justicia, propone las cosas destinadas a la venta haciéndolo a viva voz y en forma pública aceptando sin excepción la mayor oferta; el corredor actúa con más libertad, en forma privada y directamente con el posible comprador. El martillero es la persona que interviene en las subastas o remates, es decir, en las ventas públicas donde la oferta es realizada en forma general y cerrada con aquel que ofrece el mejor precio.

…”el martillero ejerce sus funciones en forma pública mientras que las del corredor son fundamentalmente secretas. A la luz de tales consideraciones, cabe colegir, como ha sido motivo de reflexión en la doctrina, que las actividades de uno y otro son bien distintas. Tal distinción se ve reflejada en la legislación. En efecto, ya desde la sanción del Código de Comercio en su versión original se dispensó un trato legislativo diferenciado a martilleros y corredores. En aquella oportunidad el parlamentario los incluyó entre los auxiliares del comercio, incorporándolos a la enumeración en apartados distintos (art. 87 ib.) y, a su turno, a lo largo del articulado, les brindó un tratamiento particular a cada uno de ellos. Este esquema se proyecta hoy en la Ley nacional N° 20.266 -actualizada mediante Ley nacional N° 25.028-.”

…”es menester precisar que más allá del examen que el precedente ofrece en orden a la distinción entre las dos profesiones de que se trata, también hace hincapié en remarcar la trascendencia social que ostenta hoy el ejercicio del corretaje inmobiliario. En este andamiaje, comparto lo allí precisado, destacando que en la actualidad el corredor inmobiliario se desempeña en un mercado de amplias dimensiones, de suerte tal que el impacto social que su ejercicio provoca, torna necesaria una regulación específica. En rigor, como se señaló en el fallo traído a estudio, aquél requiere de conocimientos técnicos y específicos que hacen a la operatoria de que se trata. En consecuencia, las exigencias que prevé la Ley 9445, no aparecen como desmedidas ni irrazonables, resultando-por el contrario- ajustadas a los requerimientos vigentes precisados supra.

…»En efecto, entiendo que resulta razonable la regulación independiente para los corredores inmobiliarios atento la especificidad de la profesión. Esta concepción ha sido acogida en algunas jurisdicciones como la de Ciudad Autónoma de Buenos Aires la que dictó en mayo de dos mil siete la Ley N° 2340 del Colegio Único de Corredores Inmobiliarios, la Provincia de Mendoza, la que dictó la ley 7372 modificada por las leyes 7622 y 8137, entre otras provincias.»

…»Finalmente, considero pertinente destacar que, como consecuencia de la adecuación con la Carta Magna de la Ley 9445 (sancionada con fecha 28/11/2007, promulgada el 14 de diciembre y publicada el 19 del mismo mes y año) la cual está plenamente vigente, quedaron expresamente derogadas las disposiciones de la Ley 7191 (artículo 58 de aquélla). De ello se deriva, que a partir de la sanción de esta normativa, todos aquellos que quieran ejercer la profesión de Corredor Público Inmobiliario en la Provincia de Córdoba deben, además de ser mayores de veintiún (21) años o estar emancipados y poseer título universitario habilitante; inscribirse en la Matrícula del Colegio Profesional de Corredores Públicos Inmobiliarios que crea la ley y no estar comprendido en ninguna de las inhabilidades e incompatibilidades previstas en los artículos 3º y 4º de la presente Ley (art. 2 y 5).”

LA LEY 9445, DEROGÓ A LA LEY 7191, RESPECTO A LA ACTIVIDAD DE CORRETAJE INMOBILIARIO

…”A dicha sistemática adhiere la Ley provincial N° 9445 cuando regula separadamente al corredor público inmobiliario, previendo la creación de un colegio especial a tal efecto, respetando las diferencias ontológicas apuntadas por la doctrina y receptadas por la legislación nacional desde sus inicios. En efecto, la anterior, Ley N° 7191 regulaba de un modo conjunto y en disposiciones comunes ambas actividades en lo referido a inhabilidades, matriculación, obligaciones, derechos y prohibiciones, funciones propias y disposiciones comunes aunque salvando su singularidad en el art. 10 cuando se ocupaba de distinguir las actividades propias del martillero y las del corredor. Sin embargo, repárese que aún así en el art. 2 aclaraba expresamente que la matrícula de martillero no suplía la de corredor público, dando como claras las diferencias de las actividades desarrolladas.”

…”la doctrina jurídica viene hace tiempo abordando el estudio de la cuestión del corretaje inmobiliario de un modo particular. A la vez, desde tal concepción, se viene insistiendo en que el corredor inmobiliario debe estar dotado de una legislación y de una colegiación especial. …Se refiere al respecto «…no puede pasar ignorado que el corredor dedicado a la especialidad comentada, debe estar dotado de una preparación muy superior a la del que se dedica a artículos de comercio. La tarea del corredor inmobiliario, en función de venta, no se suple solamente dando lugar a la objetiva misión de reunir al vendedor y comprador de un inmueble, sea en carácter de tal o de mandatario. La misión técnica de esta función comprende tareas preliminares que para llevarlas a cabo requiere algunos conocimientos elementales de derecho; debe realizar un estudio previo del título traslativo de dominio; tomar conocimiento legal de la individualización de las partes, capacidad de los mismos para contratar, etcétera. Asimismo y por citar parte de ello, es necesario conocer los fundamentos de los contratos en general y con especialidad sobre la compraventa, la permuta, nociones sobre tasación técnica, etcétera». Precisamente, a tales requerimientos obedeció la sanción de la Ley N° 9445.”

 

QUIEN EJERCE COMO INMOBILIARIO Y NO ESTÁ DENTRO DE LA LEY 9445, ES ILEGAL

….”Con este marco conceptual, preciso es advertir que los extremos analizados en la causa, estos son, la diferenciación marcada entre martilleros y corredores, la consecuente conceptualización del corretaje como una profesión independiente así como la singularidad de la actividad del inmobiliario, conducen a afirmar que no cabe cuestionar la razonabilidad de la Ley N° 9445 en cuanto crea el Colegio de Corredores Inmobiliarios de la Provincia de Córdoba puesto que se presenta como un medio idóneo y proporcionado para delegar en un ente especialmente conformado a tal fin, el gobierno y control de la matrícula de la actividad de corretaje inmobiliario.    No incumbe a los jueces sustituir las razones de mérito, oportunidad y conveniencia que el legislador ponderó al momento de emitir la nueva normativa, pues ello pertenece a la zona de reserva del legislador. Solo es dable el control de razonabilidad de la opción elegida por el legislador en el marco de la juridicidad constitucional. 3. Las razones apuntadas precedentemente avalan la ineludible conclusión de la no concurrencia en el sublite de una hipótesis de inconstitucionalidad manifiesta que autorice la admisibilidad del amparo.”

SE AGOTÓ EL TEMA, FINAL DEL CAMINO

…”En este estadio del desarrollo, corresponde afirmar que el fallo dictado por el TSJ al que hemos aludido, ha agotado el thema, sin que corresponda desconocer el alto valor jurídico y moral de lo resuelto, por la simple alegación –sin más- en contrario. Cabe agregar, que este mismo criterio fue asumido posteriormente por la jurisprudencia de cámara local. En este sentido se expidieron la Cámara Civil y Comercial de 2º Nominación en autos “MATTONE, EMILIANO c/ CENTRO COMERCIAL COSTANERA S.A. – ORDINARIO – COBRO DE PESOS – RECURSO DE APELACIÓN” (EXPTE. Nº 2482218/36)” (Sent. Nº 147 de fecha 10/11/2016) y Cámara Civil y Comercial de 5ª Nominación en autos “BELLOMO SERGIO EDGARDO Y OTROS c/ COLEGIO PROFESIONAL DE MARTILLEROS Y CORREDORES PUBLICOS DE LA PROVINCIA DE CÓRDOBA (LEY 7191) – AMPARO Expte. N° 1729379/36” (Sent. Nº 142 de fecha 20/12/2013).”

 

ES UN FALLO EN CONTRA DEL COLEGIO DE MARTILLEROS Y DEL PRESIDENTE URCEGUI.

…”V. INTERVENCIÓN DE TERCERO: Que el Colegio Profesional de Martilleros y Corredores Públicos de la Provincia de Córdoba (ley 7191) solicitó su intervención en calidad de tercero alegando que la sentencia podría afectar un interés propio (art. 432 inciso 1º del CPCC), petición que fue admitida, razón por la cual resulta aplicable lo normado por el art. 435 del código de rito y, en consecuencia, la sentencia dictada obliga al tercero como a los litigantes principales y será ejecutable en su contra.”

 

La sentencia completa se puede descargar a continuación, como los innumerables fallos y sentencias que avalan desde hace 10 años el ejercicio legal de la actividad de Inmobiliarios, dentro de la normativa de la Ley 9445.

Una vez más la Justicia, con argumentos sólidos, claros y precisos  afirma de manera inobjetable que en la Provincia de Córdoba, quien quiera ejercer la actividad de Corretaje Inmobiliario, debe adecuarse a la reglamentación de la Ley 9445, obteniendo su Matrícula Habilitante que le permite trabajar de manera legal, cualquier otra forma de ejercicio es considerada ILEGAL.

DESCARGAR: Sentencia 1era Instancia

La justicia RATIFICÓ, el Fallo que Niega el pago de Comisión a un Martillero y declara ilegal su actividad de inmobiliario

flyer_casita-01

La Justicia de Córdoba rechazo una demanda de cobro de honorarios interpuesta por un Martillero Judicial, por no poseer la matrícula CPI de Inmobiliario, determinando que la actividad que pretendia realizar era ilegal y fue condenado en costas.

La Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial de 2da. Nominación de la Ciudad de Cba, por unanimidad, resolvió mediante sentencia nro.147, de 10 nov 2016, confirmar lo resuelto por el juez 1era. instancia, rechazando la acción de cobro de honorarios profesionales por tareas de corretaje público inmobiliario, manifestando que si no se encontraba matriculado en el Colegio de Corredores Públicos Inmobiliarios – Ley 9445, ejercía ilegalmente y por lo tanto no correspondía el cobro de honorarios.

Una persona matriculada en el Colegio de Martilleros, realizó una operación inmobiliaria para la Importante Desarrolladora Urbanística, Centro Comercial Costanera S.A., quien manifestó que sólo estaba dispuesta a abonar los honorarios profesionales, si éste podía acreditar su matrícula profesional CPI, debidamente encuadrada en la Ley 9445 que regula legalmente la actividad en la Provincia.

Esta  controversia dio origen a las acciones judiciales con el fin del cobro de honorarios (comisión), lo que finalmente fue rechazado por la justicia, en primera instancia y ahora por la cámara de apelaciones, reconociendo que solo tiene el derecho al cobro quien se encuentra matriculado en los términos de la Ley 9445.

El Fallo de primera instancia y esta ratificación por parte de la Justicia de Córdoba, reafirma una vez más la plena vigencia de la Ley 9445, respecto al ejercicio de la Actividad Inmobiliaria, más aún, el escrito indica que este profesional matriculado como Martillero: “…ha incurrido en el ejercicio ilegal de la profesión de Corredor Público Inmobiliario no detentando ese carácter a la fecha en la que dice haber efectuado la intermediación inmobiliaria, y por lo tanto carece del derecho a reclamar honorarios….”

Principales definiciones en el fundamento de la Cámara en contra de un Martillero.

  • La Cámara rechazó demanda de martillero a cobrar honorarios por intermediación inmobiliaria y lo condenó en costas. Entendió que no tenía razón para litigar porque el amparo del Colegio Profesional de Martillero ya había sido rechazado por el Tribunal Superior de Justicia.
  • “la actividad cumplida al intermediar en la compra del inmueble fue ilegal”
  • “el amparo incoado por el Colegio de Martilleros tenía a la fecha de las gestiones aludidas (2012) pronunciamiento de Cámara adverso a la tutela requerida y aun cuando no se encontraba firme,  debió indicarle la dirección de la conducta a adoptar, más si se repara que la sanción de la Ley data del año 2007, tiempo ampliamente suficiente para adoptar los recaudos, pedir asesoramiento, analizar la disposición, etc.. No justifica la ausencia de matriculación en modo alguno ni puede invocarse incertidumbre.”
  • “La ley (en el caso N° 9445) se presume conocida por todos, sus términos son claros y precisos (art. 18) y el error de derecho no es excusable.”
  • “Respecto de las controversias que puede haber suscitado la Ley 9.445, las mismas con existir, no son hábiles para justificar el apartamiento del claro texto legal, el cual impera que el corretaje inmobiliario se rige dentro del territorio provincial por sus disposiciones (art.1 L. 9445), una nueva matriculación (art. 2 L. 9445), por ante un nuevo Colegio Profesional (igualmente art. 2 y art. 26 L. 9445) y prescribe la calidad de ilegal frente al incumplimiento de matriculación (art. 18 L. 9445).”

DESCARGAR: informe-mattone-2016-ratifica-fallo

DESCARGAR: sentencia-de-camara